Google en las mismas prácticas que Microsoft

Los que ya tenemos unos años recordamos las “browser wars” entre Internet Explorer de Microsoft y Netscape de Netscape Communications. En aquel entonces Microsoft, que ya era acusada de monopolio, fue también acusada de competencia desleal por vender todas las versiones de su sistema operativo Windows con su navegador instalado por defecto. Recuerdo también que por aquel entonces alguien tuvo sus cinco minutos de gloria al mostrar que no era posible desinstalar Internet Explorer sin dejar inservible el sistema operativo.

Microsoft tuvo que afrontar juicios que iban desde demandas multimillonarias a la demanda por monopolio del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Para salvarse de esta última, la más grave pues amenazaba de dividir la compañía en varias, inyectó dinero en la moribunda Apple para que pudiera seguir existiendo una alternativa, aunque mínima, pero eso ya es otra historia. Paralelamente a estas demandas, habían juicios paralelos donde diferentes comunidades, como la hacker, acusaban a Microsoft de lo peor.

Curiosamente, hoy en día estamos viendo la misma obra pero interpretada por diferentes actores y esta vez el protagonista sale mucho mejor parado del juicio popular y el legal ni existe. Actualmente el ordenador de todos es el móvil (y sus prestaciones son incluso superiores a los ordenadores de la época), Android es Windows, Google Chrome es Internet Explorer y obviamente Google es Microsoft. Apple se interpreta a si misma en ambas partes pero en esta última su papel ha pasado de secundario a estar con los protagonistas.

Continuando con los paralelismos, todos los Android traen por defecto Google Chrome instalado y en ninguna de las versiones de Android donde lo he probado, 4.4 y 6.0, puede el usuario desinstalarlo. Como se puede ver en los siguientes pantallazos, la opción de desinstalar brilla por su ausencia:

Googe Chrome en Android 6.0 Marshmallow

Android 6.0 Marshmallow: Keep in the know, with Google Chrome.

Google Chrome en Android 4.4.2 Kit Kat.jpeg

Google Chrome en Android 4.4.2 Kit Kat tampoco se puede desinstalar, como los buenos virus.

En definitiva, pasan los años y se repite la misma historia con diferentes actores pero esta vez el desenlace en absoluto es trágico para el protagonista. Tal vez sea debido, como comentaba en otro artículo acerca de las prácticas de Google con su Gmail, a que más vale caer en gracia que ser gracioso. Don’t be evil.

Yahoo toca fondo

Verizon ha comprado Yahoo, y encima lo ha logrado con una rebaja importante por la devaluación sufrida al conocerse las vulnerabilidades de seguridad que permitieron el robo de los datos de millones de usuarios.

De ser una de las grandes de Internet, pero con miedo a Microsoft, a ver como primero Google, y después otros, la pasaban a toda velocidad dejándola en la cuneta. Querer ser una compañía de contenidos, quitar el control de los productos a los programadores para dárselo a diseñadores y jefes de proyectos fue el principio del fin.

Según leí en su momento, las pérdidas de datos de sus usuarios fueron debidas a priorizar el volumen de tránsito por encima de todo, incluida la seguridad, a pesar de las advertencias de los técnicos. Eso ya fue el fin.

Muy interesante el ensayo de Paul Graham, ex-empleado de Yahoo, que leí hace años, para conocer los barros que la llevaron a estos lodos.

Google deja de leer Gmail

Google ha anunciado recientemente que ya no escaneará los emails de los usuarios de Gmail:

Google has decided to follow suit later this year in our free consumer Gmail service. Consumer Gmail content will not be used or scanned for any ads personalization after this change.

Algo que no hacen ni Yahoo ni la compañía más criticada en el pasado reciente por sus prácticas: Microsoft. ¿Qué hubiera pasado si fuera Microsoft la que lee los emails de Hotmail (ahora Outlook)? Probablemente muchos hubieran puesto el grito en el cielo. Pero para Google hay otro rasero.

Cuando hace bastantes años atrás leí que “Don’t be evil” (no seas malvado) es su lema para la conducta interna me llamó la atención leer tantas opiniones favorables a Google, como si fuera fuente de toda virtud. Fui un poco escéptico y pensé que Google, como todas las grandes empresas, tiene como objetivo rendir beneficios a sus accionistas; ni es una ONG ni son las hermanitas de la caridad. El caso es que su estrategia de marketing les funcionó porque durante años todos los usuarios de Gmail hemos estado conformes con que Google escaneé nuestros emails para ofrecernos una publicidad más personalizada. Como bien dice el refrán: más vale caer en gracia que ser gracioso. Google supo desde el principio que no bastaba con tener la mejor tecnología.

Los campos meta que Facebook impone

Facebook imponiendo su criterio en la web (todavía libre):

Resultados de la herramienta Sharing Debugger de Facebook al procesar una URL

Pueden deducirse todos todos los valores de otros meta tags pero no le gustan que no sean estrictamente los suyos. Y no son pocos, aquí sólo unos cuantos:

<meta property="og:type" content="website" />
<meta property="og:title" content="Título de la página" />
<meta property="og:description" content="Descripción de la página" />
<meta property="og:site_name" content="bla bla bla" />
<meta property="og:url" content="http://www.bla.com/lang/bla-bla-bla/bla/" />
<meta property="og:image" content="http://www.bla.com/images/bla/1/bla.jpg" />

Y si no quieres tener problemas con la visualización de la imagen al compartir no te olvides de añadir el height y el width:

<meta property="og:image:width" content="400" />
<meta property="og:image:height" content="47" />

¿Esto es un estándard? ¿De dónde lo han sacado? Por si fuera poco, Twitter usa otros y Google+ también requiere otros. Por un lado tenemos a Facebook intentando imponer su criterio como estándar… ¿De qué me suena esto? Por otro desarrolladores dedicando tiempo (que alguien pagará) implementando estos meta tags. Y por otro se incrementa la cantidad de datos a descargar. Sin duda tienen músculo suficiente para permitirse estas licencias.

Google Translate instalado en VIC Services

Hace meses que quería hacer nuestro sitio web multi idioma pero estando ocupado como estaba me he decidido por la opción más rápida: instalar el servicio de traducción de Google. Gracias a los nuevos sistemas de traducción basados en estadística la calidad de las traducción es elevada, ya no son aquellas traducciones con los significados literales de cada palabra de bastantes años atrás. Sin duda todavía no llega a la calidad de un traductor humano pero como contrapartida ustedes pueden disponer de VIC Services en muchos más idiomas que el usual inglés más el idioma “local”.

Ya estamos haciendo servir Google Fonts en VIC Services

Ya estoy haciendo servir Google Fonts en VIC Services. En concreto el sitio está haciendo servir la fuente “Patrick Hand” para el nombre del sitio (VIC Services), el eslogan (desarrollo web) y en las opciones del menú principal.

En vez de incluir un link a la hoja de estilos como indicaba en una entrada anterior:

<link href="http://fonts.googleapis.com/css?family=Patrick+Hand&v2" rel="stylesheet" type="text/css">

He incluido directamente en una hoja de estilos del sitio el código contenido en ese css remoto:

@font-face {
  font-family: 'Patrick Hand';
  font-style: normal;
  font-weight: normal;
  src: local('PatrickHand'), local('PatrickHand-Regular'),
         url('http://themes.googleusercontent.com/font?kit=9BG3JJgt_HlF3NpEUehL0HhCUOGz7vYGh680lGh-uXM')
         format('woff');
}

El W3C tiene un detallado documento sobre fuentes en CSS3. Aquí pueden leerlo si tienen curiosidad sobre la nueva propiedad “src”. La verdad es que esto lo he hecho muy rápido, cuando tenga más tiempo incluiré en mi servidor el fichero .ttf para que no deba ir a buscarlo a los servidores de Google. Si en su navegador no se visualizan correctamente los nuevos textos por favor comuníquemelo a través del formulario de contacto o dejando un comentario en esta entrada.

— Editado el 06/02/2012 —

Este artículo data de cuando este sitio web estaba en Drupal y ya no es válido para la actual implementación en WordPress.