Facebook sharing debugger

Posiblemente el lector se habrá encontrado en la situación de compartir una página web propia o de un cliente en Facebook y comprobar que no se está visualizando como desearía; algo especialmente frecuente con las imágenes. Cuando esto nos pasa acudimos al gestor de contenidos para realizar los cambios necesarios en nuestra web, entonces la sorpresa llega cuando volvemos a publicar el contenido en Facebook pero seguimos viendo la antigua versión de la publicación. Este problema probablemente es debido a que la red social tiene una caché de las páginas compartidas.

Facebook pone a disposición de los usuarios que están dados de alta como desarrolladores una herramienta de depuración de contenido, Facebook Sharing Debugger. Esta herramienta nos va a servir para que en los servidores de Facebook se refresque el contenido almacenado de nuestra página; para ello, una vez introducida la URL con el contenido a depurar, en la página de resultados simplemente pulsamos sobre “Volver a extraer”:

Facebook sharing debugger

Además esta herramienta también nos proporciona información sobre las propiedades creadas para el Open Graph y un listado de advertencias en el caso de que haya algo que corregir. Si no se está visualizando correctamente el contenido y no sabemos el porqué, en el listado encontraremos la respuesta.

 

Google en las mismas prácticas que Microsoft

Los que ya tenemos unos años recordamos las “browser wars” entre Internet Explorer de Microsoft y Netscape de Netscape Communications. En aquel entonces Microsoft, que ya era acusada de monopolio, fue también acusada de competencia desleal por vender todas las versiones de su sistema operativo Windows con su navegador instalado por defecto. Recuerdo también que por aquel entonces alguien tuvo sus cinco minutos de gloria al mostrar que no era posible desinstalar Internet Explorer sin dejar inservible el sistema operativo.

Microsoft tuvo que afrontar juicios que iban desde demandas multimillonarias a la demanda por monopolio del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Para salvarse de esta última, la más grave pues amenazaba de dividir la compañía en varias, inyectó dinero en la moribunda Apple para que pudiera seguir existiendo una alternativa, aunque mínima, pero eso ya es otra historia. Paralelamente a estas demandas, habían juicios paralelos donde diferentes comunidades, como la hacker, acusaban a Microsoft de lo peor.

Curiosamente, hoy en día estamos viendo la misma obra pero interpretada por diferentes actores y esta vez el protagonista sale mucho mejor parado del juicio popular y el legal ni existe. Actualmente el ordenador de todos es el móvil (y sus prestaciones son incluso superiores a los ordenadores de la época), Android es Windows, Google Chrome es Internet Explorer y obviamente Google es Microsoft. Apple se interpreta a si misma en ambas partes pero en esta última su papel ha pasado de secundario a estar con los protagonistas.

Continuando con los paralelismos, todos los Android traen por defecto Google Chrome instalado y en ninguna de las versiones de Android donde lo he probado, 4.4 y 6.0, puede el usuario desinstalarlo. Como se puede ver en los siguientes pantallazos, la opción de desinstalar brilla por su ausencia:

Googe Chrome en Android 6.0 Marshmallow

Android 6.0 Marshmallow: Keep in the know, with Google Chrome.

Google Chrome en Android 4.4.2 Kit Kat.jpeg

Google Chrome en Android 4.4.2 Kit Kat tampoco se puede desinstalar, como los buenos virus.

En definitiva, pasan los años y se repite la misma historia con diferentes actores pero esta vez el desenlace en absoluto es trágico para el protagonista. Tal vez sea debido, como comentaba en otro artículo acerca de las prácticas de Google con su Gmail, a que más vale caer en gracia que ser gracioso. Don’t be evil.

Cómo alargar la duración de la batería en un portátil con Linux

Batería bajaDesde sus inicios y hasta hoy los portátiles, como todos los ordenadores, han ido incorporando un hardware cada vez más potente que conlleva un aumento del consumo energético. A pesar de que se sigue logrando que un elemento de hardware en su versión para portátiles tenga un menor consumo que su equivalente para ordenadores de sobremesa y de los avances en la capacidad de las baterías, no se ha logrado aumentar la duración de la batería, más bien ha sido al contrario.

El software, concretamente el sistema operativo, también está involucrado y es clave en el aumento de la duración de la batería. Así como Windows entra en modo de ahorro de energía cuando el equipo se alimenta de la batería, podemos lograr lo mismo con Linux. Para ello existe el paquete Tlp, disponible para las distribuciones Ubuntu, Mint, Arch, Fedora, Debian y Gentoo. Veamos como se instala en Ubuntu o cualquier otra distribución que use el sistema APT:

sudo apt-get install tlp tlp-rdw
sudo tlp start

Con tan sólo estas dos líneas en la shell ya está instalado y se iniciará cada vez que arranque el equipo. Para asegurarnos de que está correctamente instalado podemos usar la siguiente orden:

tlp-stat -s

Si todo ha ido bien debe devolver algo parecido a esto:

--- TLP 0.8 --------------------------------------------
+++ System Info
System = Notebook Not Applicable W51PU
BIOS = 5.12
Release = Ubuntu 16.04.3 LTS
Kernel = 4.10.0-37-generic #41~16.04.1-Ubuntu SMP Fri Oct 6 22:42:59 UTC 2017 x86_64
/proc/cmdline = BOOT_IMAGE=/boot/vmlinuz-4.10.0-37-generic.efi.signed root=UUID=20661533-13a9-49ec-8c9e-e4e601699661 ro quiet splash vt.handoff=7
Init system = systemd

+++ System Status
TLP power save = enabled
power source = AC

Además Tlp es una manera muy sencilla de tener el equipo configurado para una bajo consumo de energía sin necesidad de entender los aspectos técnicos. Tan es así que no es necesario pelearnos con sus opciones de configuración pues la configuración que lleva por defecto es suficiente: podemos instalarlo y olvidarnos.

Ya para finalizar, doy un pequeño tirón de orejas a Pcubuntu.es, quienes me vendieron este equipo sin ninguna herramienta para economizar la batería. Después de instalarla la duración de la batería ha pasado a ser el doble. Además de crítica a la empresa, sirva esto también como ejemplo para el lector del ahorro que supone tenerla instalada. Sin duda debería venir incorporada pues es a lo que otros sistemas operativos nos han acostumbrado a todos los usuarios, ténganlo en cuenta señores de Pcubuntu.es

Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

Hacía un par de meses que tenía la idea de comprar algún dispositivo para aprovechar las largas horas que paso en el transporte público, 34 horas mensuales según Google Maps Timeline. Obviamente está la opción del móvil que, como todo el mundo, llevo tiempo usando, pero quería algo donde poder leer más cómodamente, así que dudaba entre una tableta y un portátil. Finalmente me decanté por el portátil pues con él, además de leer, también puedo adelantar trabajo: desde responder un email a programar pues puedo instarle un IDE, un servidor web, etc. La conexión a Internet no es problema pues la proporciona el móvil mediante Bluetooth.

Recientemente ha sido mi cumpleaños, ocasión para que la familia aportara capital como regalo para comprar el ordenador que había ojeado por Internet: el Vant MiniMoove 11,6″, Pentium N4200. Como podéis ver por el tamaño de la pantalla, se trata de un portátil realmente pequeño, por lo que cumple los dos requerimientos más importantes para el uso que le voy a dar: fácil de transportar y larga duración de la batería.

 

Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

Su pantalla de 11,6 pulgadas en todo su esplendor.

La parte final de su nombre hace referencia a la CPU. Se trata de la siguiente generación de las series Atom de Intel. Está compuesta por cuatro núcleos y un reloj entre 1.1 y 2.5 GHz. En este modelo es de 1.1 GHz, probablemente porque la refrigeración de la CPU no es muy óptima y con una mayor velocidad hay riesgo de que se sobrecaliente. También incorpora una GPU aunque es bastante irrelevante para el uso que le voy a dar.

Como en mi experiencia para el rendimiento es más determinante la memoria que la CPU, lo compré con 8 GB en vez de los 2 GB del modelo básico. Hay que tener en cuenta que dispone de un único slot para la memoria, por lo que no existe la opción de añadirle otro DIMM del mismo tamaño más adelante para duplicar la memoria, si lo hubiera comprado con menos y quisiera ampliarla más adelante debería desechar el DIMM viejo y reemplazarlo por otro de mayor capacidad.

Otro factor importante para el rendimiento del equipo, por detrás de la memoria, es la velocidad del disco duro. Escogí un disco duro sólido, por ser estos mucho más rápidos que los mecánicos. En cuanto a la capacidad de almacenamiento, es de tan solo 128 GB frente a los mecánicos de 1 o 2 TB y aunque se puede optar por un disco sólido con el doble o triple de capacidad, los 128GB de este cubren sobradamente mis necesidades de almacenamiento y no me compensa el incremento del precio de los discos de mayor capacidad.

Sobre los discos duros sugiero al lector no comprar ningún pequeño portátil Windows con disco duro mecánico pues, a día de hoy, todos se venden con Windows 10, la versión 8 desapareció del mercado, y el uso del disco duro que hace el último sistema operativo de Microsoft es tan intensivo que sólo un disco sólido puede proporcionar al usuario una experiencia óptima. En definitiva, sólo un portátil de altas prestaciones puede proporcionar al usuario una experiencia óptima en Windows 10.

Para este portátil me decanté por un Linux como sistema operativo. Además de ser el de mi preferencia tanto para ordenadores de sobremesa como para portátiles por las ventajas que he expuesto en este blog, en el caso de un Notebook se añade la ventaja de consumir menos recursos, la cual destaca cuando los recursos son algo más limitados.

GNU/ Linux Inside Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

Tux inside.

El precio total, IVA incluido, con el canon digital de la ADEPI, es de 383€ sin los gatos de envío. Creo que he comprado un notebook reducido en el precio pero no en las prestaciones pues un equipo de rendimiento similar pero con Windows estaría por encima de los 500€.

Teclado Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

Teclado de membrana. Mejor tratarlo con suavidad si quiero que dure años.

Lateral izquierdo Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

De izquierda a derecha: conectores VGA, HDMI, USB 3.0 y las clavijas del micrófono y del audio.

Lateral derecho Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

De izquierda a derecha: 2 puertos USB 2.0, lector de tarjetas, conector de red RJ-45 y alimentación.

Si os interesa comprar un ordenador con Linux y por lo tanto no queréis pagar una licencia de un software que tampoco vais a usar, echadle un vistazo a Vant, una marca de ordenadores que vienen con la distribución Ubuntu de Linux instalada. Este modelo lo compré a través de Pcubuntu. De momento todo ha ido bien, las únicas dos pequeñas quejas que tengo están relacionadas con la configuración del sistema operativo:

Sobre este último punto, cómo aumentar la duración de la batería en los portátiles con Linux, escribiré en un próximo artículo.