Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

Hacía un par de meses que tenía la idea de comprar algún dispositivo para aprovechar las largas horas que paso en el transporte público, 34 horas mensuales según Google Maps Timeline. Obviamente está la opción del móvil que, como todo el mundo, llevo tiempo usando, pero quería algo donde poder leer más cómodamente, así que dudaba entre una tableta y un portátil. Finalmente me decanté por el portátil pues con él, además de leer, también puedo adelantar trabajo: desde responder un email a programar pues puedo instarle un IDE, un servidor web, etc. La conexión a Internet no es problema pues la proporciona el móvil mediante Bluetooth.

Recientemente ha sido mi cumpleaños, ocasión para que la familia aportara capital como regalo para comprar el ordenador que había ojeado por Internet: el Vant MiniMoove 11,6″, Pentium N4200. Como podéis ver por el tamaño de la pantalla, se trata de un portátil realmente pequeño, por lo que cumple los dos requerimientos más importantes para el uso que le voy a dar: fácil de transportar y larga duración de la batería.

 

Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

Su pantalla de 11,6 pulgadas en todo su esplendor.

La parte final de su nombre hace referencia a la CPU. Se trata de la siguiente generación de las series Atom de Intel. Está compuesta por cuatro núcleos y un reloj entre 1.1 y 2.5 GHz. En este modelo es de 1.1 GHz, probablemente porque la refrigeración de la CPU no es muy óptima y con una mayor velocidad hay riesgo de que se sobrecaliente. También incorpora una GPU aunque es bastante irrelevante para el uso que le voy a dar.

Como en mi experiencia para el rendimiento es más determinante la memoria que la CPU, lo compré con 8 GB en vez de los 2 GB del modelo básico. Hay que tener en cuenta que dispone de un único slot para la memoria, por lo que no existe la opción de añadirle otro DIMM del mismo tamaño más adelante para duplicar la memoria, si lo hubiera comprado con menos y quisiera ampliarla más adelante debería desechar el DIMM viejo y reemplazarlo por otro de mayor capacidad.

Otro factor importante para el rendimiento del equipo, por detrás de la memoria, es la velocidad del disco duro. Escogí un disco duro sólido, por ser estos mucho más rápidos que los mecánicos. En cuanto a la capacidad de almacenamiento, es de tan solo 128 GB frente a los mecánicos de 1 o 2 TB y aunque se puede optar por un disco sólido con el doble o triple de capacidad, los 128GB de este cubren sobradamente mis necesidades de almacenamiento y no me compensa el incremento del precio de los discos de mayor capacidad.

Sobre los discos duros sugiero al lector no comprar ningún pequeño portátil Windows con disco duro mecánico pues, a día de hoy, todos se venden con Windows 10, la versión 8 desapareció del mercado, y el uso del disco duro que hace el último sistema operativo de Microsoft es tan intensivo que sólo un disco sólido puede proporcionar al usuario una experiencia óptima. En definitiva, sólo un portátil de altas prestaciones puede proporcionar al usuario una experiencia óptima en Windows 10.

Para este portátil me decanté por un Linux como sistema operativo. Además de ser el de mi preferencia tanto para ordenadores de sobremesa como para portátiles por las ventajas que he expuesto en este blog, en el caso de un Notebook se añade la ventaja de consumir menos recursos, la cual destaca cuando los recursos son algo más limitados.

GNU/ Linux Inside Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

Tux inside.

El precio total, IVA incluido, con el canon digital de la ADEPI, es de 383€ sin los gatos de envío. Creo que he comprado un notebook reducido en el precio pero no en las prestaciones pues un equipo de rendimiento similar pero con Windows estaría por encima de los 500€.

Teclado Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

Teclado de membrana. Mejor tratarlo con suavidad si quiero que dure años.

Lateral izquierdo Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

De izquierda a derecha: conectores VGA, HDMI, USB 3.0 y las clavijas del micrófono y del audio.

Lateral derecho Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

De izquierda a derecha: 2 puertos USB 2.0, lector de tarjetas, conector de red RJ-45 y alimentación.

Si os interesa comprar un ordenador con Linux y por lo tanto no queréis pagar una licencia de un software que tampoco vais a usar, echadle un vistazo a Vant, una marca de ordenadores que vienen con la distribución Ubuntu de Linux instalada. Este modelo lo compré a través de Pcubuntu. De momento todo ha ido bien, las únicas dos pequeñas quejas que tengo están relacionadas con la configuración del sistema operativo:

Sobre este último punto, cómo aumentar la duración de la batería en los portátiles con Linux, escribiré en un próximo artículo.

Un pensamiento en “Vant MiniMoove 11,6″ Pentium N4200

  1. Pingback: Cómo alargar la duración de la batería en un portátil con Linux | Víctor Iglesias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.