Vuelvo a Debian

Cuando en agosto del 2010 adquirí el portátil que estoy actualmente usando, un Dell Vostro 3300, éste venia con Windows 7 Pro. Previamente había estando usando Ubuntu en mi ordenador personal durante casi 2 años y antes de eso, bueno, una larga lista de alternancias entre distribuciones de Linux y diferentes versiones de Windows.

Cuando me llegó el portátil le instalé Cygwin y no añoré demasiado a Linux. Cygwin es, básicamente, una DLL que proporciona una API para que funcionen muchas de las herramientas GNU: scp, gcc, rsync, ssh, vim, emacs, chown, chmod, gzip, tar, wget, find, grep,  cat, etc. También nos permite manejar trabajos o jobs (pasarlos a ejecutar de fondo, eliminarlos…), pipes, instalar en intérprete de Python, Exim (el servidor de correo electrónico), Guile, Git y en definitiva todas las herramientas que esperamos encontrar en GNU. Eso sí, recomiendo el uso de Putty pues la consola que viene con Windows es un tanto deficiente. Todo esto es posible gracias a que Windows es compatible, hasta cierto grado, con el estándar POSIX.

Logo de DebianDe todas formas seguía añorando Linux pero nunca encontraba el tiempo para instalarlo, volver a configurar todo el software, recuparar los archivos y demás tareas. También consideraba la posibilidad de comprar otro ordenador donde instalar Linux hasta que el fin de semana pasado compartí mis cuitas con Gabriel, compañero y administrador sistemas, quien me recordó la posibilidad de virtualizar, algo que ya tenía casi olvidado pues mi portátil “sólo” dispone de 4 GB de RAM, lo cual es algo justo para sistemas de 64 bits. Ese mismo fin de semana lo amplié a 8GB e instalé VMware. Estaba dudando entre Debian, el primer Linux que tuve (2004, ¡hace ya 8 años de eso!) y la distribución que más se ha popularizado en los servidores de hosting web: CentOS, la versión no comercial de RedHat. Al final me decanté por Debian, lo instalé, configuré y… ¡ya no puede parar! Me encuentro pasando más tiempo en la máquina virtual que en el sistema operativo anfitrión. Windows 7 es un muy buen sistema operativo, pero un Unix es un Unix, aquí lo explico más detalladamente.

Un pensamiento en “Vuelvo a Debian

  1. Pingback: Vant MiniMoove 11,6" Pentium N4200

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.